Contra la extrema derecha económica

Cuando se habla de la inmigración masiva se culpa siempre a los multiculturalistas, la izquierda, los liberales, la Unión Europea, los racistas anti-blancos, las conspiraciones … todos esos actores son grandes responsables de la catástrofe demográfica que vive Europa y Occidente, pero explicado así uno puede pensar que la culpa de todo la tiene la izquierda, por lo que obviamente la solución consiste en votar a la derecha (falsa dicotomía, suponer que sólo hay dos posibilidades).

Craso error.

CheapImmigrantSlaveLabour

Muy probablemente el mayor culpable de la inmigración masiva son las multinacionales y las grandes corporaciones: nadie se ha beneficiado tanto de la mano de obra barata como los empresarios (o quizá mejor seria referirnos a ellos como empresaurios). El lector pensará que eso es una tontería, que es la derecha patriótica tradicional la que lucha contra la inmigración, que son los progres de izquierdas los que fomentan la inmigración, pero ¿Que la izquierda sea culpable implica que la derecha sea inocente? Eso es una falacia lógica, Occidente está siendo atacada desde dos frentes: desde la izquierda y desde la derecha. Para ver hasta que punto las multinacionales son responsables de la inmigración masiva, haré una pregunta:

¿Conoces alguna patronal de empresarios en contra de la inmigración masiva?

Ninguna. Todos las patronales de cualquier país europeo occidental están a favor de las puertas abiertas, de menos controles, y de “mas libertad” a la hora de contratar. Todos los empresarios de países de Europa y América apoyan la inmigración, ¿por qué? Sencillo: mano de obra barata

Inmigración masiva: la nueva mano de obra esclava

La inmigración masiva es el esclavismo del siglo XXI. Abolida la esclavitud (algunos dirán, despojaron al individuo de la “libertad” de decidir si tener esclavos o no, una intervención intolerable del Estado, …) el empresario se tenia que “conformar” con pagar sueldos de 1.000€ que impedían generar mas empleo. Los sindicatos, que si bien no suelen cumplir su cometido, de vez en cuando arrancaban alguna pequeña concesión de la patronal, de esta manera llegamos a una situación de trabajo de 8 horas al día, la prohibición de la explotación infantil, derechos para el trabajador: derecho al al paro, a la jubilación, sueldo mínimo, a la baja laboral por maternidad, por enfermedad… Todo esto son regulaciones, leyes echas por el Estado y por el gobierno para asegurar, o mejor dicho, obligar al empresario a tratar al trabajador obrero de una manera digna.

USAilegalInimgrationPolicy

Pero, ¿qué ocurre cuando entran trabajadores “extraños” a un país? Pues que las condiciones labores descienden. Recordemos que en un país donde impera el libre mercado, la ley económica mas importante es la ley de la oferta y de la demanda. Si hay tenemos digamos 10 puestos de trabajo, y tenemos un único trabajador, la demanda de trabajo es alta, pero la oferta (el trabajador dispuesto) es escasa. Resultado? El trabajador es un ser cotizado y escaso, por lo que su sueldo aumenta. Si una empresa ofrecía un sueldo base de 1.000€, y otra ofrece 1.100€, el trabajador se cambia de trabajo, si una exige horas extras no remuneradas, y otra cumple con el convenio y las leyes, el trabajador se cambiará una vez mas hasta encontrar el mejor puesto de trabajo.

La situación actual, seria aproximadamente de 10 trabajos y unos 10 trabajadores. No hay mucho trabajo, y el numero de trabajadores es fijo (incluso se reduce por la suicida baja tasa de natalidad), pero si de repente dejamos a entrar a 100 inmigrantes ilegales, ¿que ocurre?

La destrucción de los derechos laborales del trabajador autóctono

Todos los derechos duramente conseguidos durante las ultimas décadas se han visto sencillamente esfumados con la inmigración masiva. Os cuento un ejemplo que me contó una amiga hace un tiempo: Su madre trabajaba en una zapatería a tiempo parcial cuando todavía no había tenido hijos. Tras ser madre abandonó el trabajo para dedicarse al cuidado de sus hijos, pero cuando estos eran ya algo mayores decidió volver a trabajar para llevar algo de dinero a casa. Cuando volvió a la misma zapatería del pueblo, y pidió un trabajo le dijeron:

si, mira, aquí tienes que trabajar 10 horas al día, el contrato pone 8, y nosotros sólo te aseguramos 6 horas.

Ella dijo, ¿pero que español puede estar dispuesto a trabajar con esas condiciones?

¿Quién? Pues los inmigrantes sudamericanos, los moros o cualquiera de los inmigrantes de Europa del este. -Contestó la dueña

Esta historia ejemplifica del mejor modo el deseo de los empresarios por la inmigración, el inmigrante, que viene de países en vías de desarrollo o del tercer mundo, está dispuesto a trabajar por mucho menos dinero que el trabajador autóctono, ademas, en su país carece de protección laboral por lo que puede trabajar en un andamio sin medidas de seguridad, echar horas extra sin pedir nada a cambio, y vivir en pisos patera con 10 personas por metro cuadrado. El autóctono tiene dos opciones: o aceptar una importante merma de su sueldo y derechos laborales, o directamente quedarse en el paro.

FreeTrade

¿No os parece raro que las patronales se muestren siempre muy “compresivas” con la inmigración? Diciendo, que hay que darlos una oportunidad, que hay una “burocracia” amplísima que le impide contratar con libertad a quien ellos quieran, con las condiciones que el empresario y el trabajador “libremente” decidan.

Hay que decir no al libre mercado, no al mercado laboral sin regulación que solo empobrece al trabajador, y sí al intervencionismo estatal en la economía para dignificar al trabajador.

En el futuro hablaremos mas de este tema, mas que nada, porque al contrario que los multiculturales y progres que ya hemos denunciado, la responsabilidad de las multinacionales y del empresariado han quedado en segundo plano.

¿La solución? Creación de un sindicato de los trabajadores que oponga frontalmente a la contratación de inmigrantes ilegales/legales

InimgrantsForSale

Anuncios
Esta entrada fue publicada en inmigración. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Contra la extrema derecha económica

  1. Pingback: Resumen del último año desde una perspectiva europea | Experimento Asch Occidental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s