Igualitarismo: la religión del siglo XXI

El igualitarismo (llamado en inglés egalitarianism) es literalmente y según la wikipedia una doctrina política que sostiene que todos los seres humanos deben ser tratados como iguales, [..] Generalmente, se aplica a la igualdad que se celebra en virtud de la ley y la sociedad en su conjunto. Difiere el alcance o el ámbito de esta igualdad dependiendo del punto de vista a ser tratado, por lo que es un concepto controvertido.

Personalmente estoy totalmente de acuerdo con este igualitarismo.

el igualitarismo debería significar no que somos todos iguales, sino que tenemos que tratarnos todos por igual.

Esa autentica igualdad está íntimamente relacionada con la igualdad ante la ley, esto es, que cualquier ciudadano independientemente de su sexo, religión, color o raza debe tener las mismas garantías, y que no existe diferencia alguna en la condena o absolución dependiendo a la pertenencia o no a uno o varios de esos grupos. Podríamos llamarlo Igualitarismo legal: este seria el igualitarismo que yo apoyo totalmente y sin reservas.

Desgraciadamente algo terrible ha ocurrido, suele pasar frecuentemente en este nuevo siglo, que lo que comienza como una intención o pensamiento idealista y cargado de buenas intenciones, acaba degenerando en una distopía más parecida a una sociedad totalitaria ya descrita por Orwell. Hoy por hoy el igualitarismo defiende la abierta discriminación contra las mayorías y, enarbolando la bandera de la búsqueda de la igualdad, transforma a las minorías en grupos privilegiados. Los “igualitaristas” son, en el fondo y en la forma, anti-igualdad.

fanaticoAntifobico

Los estadistófobos

En un principio, era la derecha la que solía asumir postulados basados en dogmas y eran (todavía hoy algunos) contrarios a la ciencia, debido en mayor parte a sus creencias religiosas. Los izquierdistas, llamémosles liberales, ilustrados, socialistas, … solían oponerse a los dogmas tanto religiosos como en general, ya empezando desde la revolución francesa. Hoy por hoy, la situación se ha invertido. La ciencia ha demostrado que existen diferencias entre los individuos, del mismo modo que la realidad demuestra que diferentes grupos culturales tienes visiones del mundo muy diferenciadas cuando no opuestas entre si. El igualitarismo, como muchas de las ideologías progresistas de estas ultimas décadas, acusaba a los demás de ignorantes y de estar contra la ciencia, hoy son ellos los dogmáticos.

Al haber sido su igualitarismo extremo refutado en parte por la ciencia y por la realidad social, estos grupos se han vuelto fanáticos y dogmáticos:

Ahora el igualitarismo no es una ideología como cualquier otra, es una religión.

Como buena religión son estadistófobos, esto es, tiene una aversión o odio irracional hacia las estadísticas que refuten sus teorías. En cualquier discusión ya sea política o de cualquier tipo uno debe mirar la realidad para ver si está en lo correcto o no. Porque, ¿qué mejor argumento hay, que los propios hechos? Estas personas son estadistófobas debido a que cuando se habla de la criminalidad de un grupo, pongamos los inmigrantes, y las estadísticas demuestran que efectivamente es mayor que la de los autóctonos, esta gente monta en cólera por haber “ofendido” sus creencias, normalmente acompañado de acusaciones de “racismo”, “retrógrado” o “fascista”, una suerte de palabras “mágicas” cuya mera invocación debería hacer a uno callar (cosa que amargamente hoy en día en muchos casos consiguen), como una forma de maldición o mal de ojo que echaban en el pasado los religiosos cuando alguien osaba diferir de sus creencias.

Por ultimo, como bien explicó el filosofo Karl Popper, la diferencia entre la ciencia y una pseudociencia/religión radica en lo que él denominó la teoría de la falsabilidad: para comprobar la veracidad de una teoría está debe ser falseable o refutable, esto es, debe haber un hecho o una observación que, de hallarse, refute la teoría inicial.

La ciencia es real si es refutable, esto es, puede ponerse a prueba mediante experimentos en la realidad, si no es posible refutar una teoría, estamos ante un dogma, el cual hay que creer ciegamente debido a la imposibilidad de refutarla.

La ciencia es refutable, las pseudociencias o pseudoideologías no, por lo que son dogmas que uno está obligado a creer ciegamente, como una religión.

Por ello, al ser los igualitaristas estadistófobos, y negarse a aceptar cualquier argumento o realidad que contrarié sus creencias, estamos ante un religión secular. Los igualitaristas son desde acientificos hasta anticientificos, dependiendo de la intensidad con la que se refutan sus creencias.

Veamos ahora, los diferentes tipos de igualitarismos actuales, y sus consecuencias:

Igualitarismo

Igualitarismo racial

El igualitarismo racial consiste en la creencia de que todas las razas del mundo a pesar de haber estado millones de años geográficamente separadas, son exactamente iguales en todos y cada uno de los ámbitos físicos, artísticos, musicales, mentales y sociales. Este igualitarismo admite diferencias raciales siempre y cuando las personas de origen europeo no destaquen sobre las demás. Si son otras razas o etnias las que quedan como superiores en algún ámbito está socialmente aceptado, es políticamente correcto por así decirlo. Por ejemplo, ¿qué seria racismo?

  • Los africanos corren más rápido que las demás razas (No es racismo)
  • Los asiáticos son muy buenos en matemáticas de nacimiento (No es racismo)
  • Los europeos han creado las grandes civilizaciones y hecho substanciales contribuciones a la ciencia y filosofía. (Racista, odia fanáticamente a los demás pueblos, necesita clases de igualdad)

niñosConMuñecasColorSinTexto

¿Cuales son las consecuencias del igualitarismo racial? El racismo anti-blanco. Para poder llevar acabo sus políticas promueven el white guilt o culpabilidad europea, por la cual las personas de origen europeo tenemos que avergonzarnos por las malvadas acciones que llevaron a cabo nuestros ancestros. Ahí donde los igualitaristas quieren aplicar sus doctrinas crean leyes para discriminar a las personas de origen europeo. El caso mas claro son las cuotas raciales de varias universidades useñas (estadounidenses) donde por el mero hecho de pertenecer a un grupo racial (indio nativo americano, negro, asiático…) uno recibe una puntuación extra en los duros exámenes de entrada de las universidades mas prestigiosas, sin relación alguna a su rendimiento académico. Dicho de otra manera,  un europeo brillante puede verse imposibilitado de entrar a la universidad que quería a pesar de haber sacado de las mejores notas. Estas cuotas están ya muy extendidas en varios países donde conviven diversos grupos étnicos. Estas cuotas no se limitan unicamente a la universidad, sino a varios trabajos, como por ejemplo policías, donde por haber una mayoría de “blancos” patrullando implica que hay un racismo subyacente, por lo que introducen a la fuerza policías de otros grupos para “multiculturalizar” (mejor dicho, multiracializar) el cuerpo. Las consecuencias son policías con poca experiencia patrullando las calles o en misiones peligrosas que ponen en peligro al resto del cuerpo, mas experimentado. Estas políticas se llevan a cabo para lograr un “melting pot” o crisol de razas en todos los puestos de trabajo. En EEUU por ejemplo, prácticamente todos los trabajos públicos, como profesores, militares, bomberos, policías, administración… tienen algún tipo de cuota racial para volver la sociedad mas colorida. Todo aquel que difiera aunque sea levemente de algunas de sus políticas de integración o que abiertamente discrepe de ellas será tachado de “racista”.

Desde luego no pretendo decir que haya razas “superiores” o razas “inferiores”,  todos las razas han hecho contribuciones a la ciencia, música, técnica.. todas sin excepción, simplemente pretendo explicar a donde nos lleva este igualitarismo.

doubleThink

Sólo existe la raza humana – celebra la “diversidad”. Doblepensar de Orwell, la neolengua de lo políticamente correcto

Igualitarismo cultural

Son sus costumbres y hay que respetarlas

El igualitarismo cultural, consiste en que todas las culturas son iguales, que todas son buenas y positivas para la sociedad, y que no existen culturas o costumbres malas, sino que todo depende del prisma donde se mire. Intentan fomentar la “xenofilia”, esto es, un amor desmedido por el extranjero en perjuicio del autóctono. Frecuentemente llegan  la “endofobia”: odio al autóctono. Esta íntimamente relacionado con el igualitarismo religioso. Son los responsables de que cada vez que un inmigrante comete un delito los medios de comunicación silencien la procedencia y nacionalidad del agresor. La mayor aportación del igualitarismo cultural (o mejor dicho, nuestra mayor tragedia) ha sido el relativismo cultural. Según el relativismo cultural no podemos ver a las demás cultural desde nuestro punto de vista, sino que hay verlas según los parámetros propios de esa cultura. Por ejemplo, si una sociedad practica el canibalismo, o se asesina a los infantes, seria etnocentrista, o peor aun, eurocentrista, decir que eso es malo, sino que habría que analizarlo dentro del contexto de esa cultura, intentar comprender por qué, etc. El ejemplo mas clásico seria la ablación femenina, practicada desde hace siglos en ciertas regiones del norte de África. Según el igualitarismo cultural es su costumbre, y hay que respetarla. Esto es, ir a esos países y decirles que lo que hacen es una monstruosidad y que es una costumbre salvaje seria tratar de imponer la cultura occidental a esos pueblos, destruir sus tradiciones, una especie de “culturicidio”.

Para el multiculturalismo no existen culturas mejores o mas evolucionadas que otras, todas son igual de buenas y positivas, y no existen culturas bárbaras o salvajes, todas son “enriquecedoras”.

Los que se opongan al multiculturalismo serán tachados de “xenófobos”, “fascistas” y “eurocentristas”.

RainbowCulturalEnrichment

Como nos decían que iba a ser

MeanwhileInEurope

Como de verdad es

Igualitarismo religioso

No haber ofendido su religión

El igualitarismo religioso consiste en que todas las religiones son iguales y no existe ninguna que sea nociva para el conjunto de la población. Este igualitarismo exige que la sociedad se adapte a las “costumbres” religiosas de los nuevos inmigrantes.El caso mas claro y lo que muchos lectores ya habrán pensado es el islam. Desde que los musulmanes han llegado a Europa con su “religión de paz” no ha habido más que graves problemas de convivencia por la negativa de los musulmanes a adaptarse a la cultura occidental y a una Europa con una base cristiana. Los musulmanes siempre se sienten “ofendidos”, ofendidos cuando a sus hijos no se les da comida halal en los colegios (comida que consiste en un sacrificio religioso donde es necesario desangrar vivo al animal antes de que éste sea consumido), se sienten ofendidos si, alguien dibuja a su profeta Alá en unas viñetas. Que se lo pregunten a Charlie Hebdo, asesinados por dibujar Alá en sus viñetas, o el caricaturista danés que publicó una imagen de mahoma con una bomba como turbante, tras ello hubo disturbios por todos los países islámicos y amenazas a Dinamarca. Desde entonces el caricaturista vive con protección policial y tiene que cambiar frecuentemente de vivienda por miedo a que se atente contra su vida.Todo por la islam religión de la paz

PorqueMahomaCruzo

Esto le pasa por ofender a la “religión de la paz”

Como no, los igualitaristas religiosos responden que el catolicismo es tambien muy fanático y violento, sacando a algún pastor ultrareligioso que dice barbaridades, o tras mucho buscar en las hemerotecas, algún caso aislado de ataque violento por parte de algún grupo religioso cristiano. Poco importa que esos ataques sean hechos aislados y puntuales, los igualitaristas nos los recordaran constantemente para que nos demás cuenta de lo mala que es nuestra religión, tambien nos contarán lo fanática e intolerante que era el cristianismo hace varios siglos, como prueba fehaciente de que todos somos iguales y de que lo único que necesitan estos grupos es “compresión” y “tolerancia”. Por supuesto, después de mirar la historia de las religiones, y ver a donde han llegado los pueblos que profesaban una o tal fe, hechos históricos como las Cruzadas, dirán que la culpa del radicalismo musulmán y su fundamentalismo religioso es culpa de los europeos y de la religión cristiana. Sino, al tiempo.

Sus palabras “mágicas” contra los que discrepen de su nociva ideología serán acusarte de “islamófobo” o “intolerante”.

Igualitarismo de orientación sexual y familiar

Aquí otra de las vertientes del igualitarismo, el igualitarismo de la orientación sexual, y lo que conlleva, la nueva pluralidad de los modelos familiares de sociedad occidental. Según ellos, todos los modelos familiares y opciones sexuales son igualmente validas, e incluso aunque la población acepte estos nuevos modelos, el mero hecho de promover el modelo tradicional familiar, ya que ha sido el hegemónico desde hace milenios, es considerado intolerable y negativo, buscando siempre la diversidad.

Seamos sinceros, en todas épocas de la sociedad, en todas las culturas, religiones, etnias o razas ha habido homosexuales y otros tipos de orientación sexual, en todas, sin excepción. El Imperio Romano es particularmente conocido por sus perversiones sexuales, y no por ello dejo de ser unos de los Imperios más poderosos que el mundo haya conocido, pero incluso en esa época de aceptación total de la homosexualidad, donde cada uno podía llevar acabo su sexualidad sin ningún tipo de restricción, no había una “gay parade” o día internacional del orgullo LGBT, no había una glorificación de la sexualidad no-heteronormativa, por así decirlo. Había homosexualidad, pero no homosexualismo.

diaOrgulloGay

Lo mismo que una familia tradicional. Obviamente un niño adoptado por ellos crecerá en un ambiente normal y saludable.

Antes de seguir con la explicación, me gustaría decir que personalmente no tengo una animadversión hacia los homosexuales u otras orientaciones sexuales, considero que cada uno en su vida privada puede hacer lo que quiera, y cualquier agresión por la orientación sexual (o por cualquier otro motivo) es vergonzoso y punible.

Sin embargo, hoy por hoy el no estar a favor del matrimonio homosexual lo convierte a uno en “homófobo”, su argumento es habitualmente, Free Love o ¿a ti que más te da lo que otras personas hagan?. En cambio, cualquiera que no permite en su local privado la entrada a unos transexuales es acusado de “discriminación”, ahí nunca dicen el “que más te da a ti a quien dejen entrar”. Pero, ¿cual es el mayor peligro?

La legalización del matrimonio homosexual se usará como argumento para la legalización de poligamia islámica, y quién sabe qué más

No sólo eso, los argumentos podrían usarse para la aceptación de la pedofília como una orientación sexual más, el incesto… con el argumento del “a ti que mas te da”.

El igualitarismo familiar consiste en considerar igual de validos todos los modelos familiares, obviando que hasta ahora solo el modelo de familia tradicional, esto es, hombre mujer e hijos, ha sido cultural e históricamente viable. ¿A dónde nos lleva? A la promoción de las familias monoparentales, madre soltera, matrimonio homosexual, matrimonio múltiple, … ¿Realidad? Ahora, en España y la mayoría de países se dan ayudas sociales a las madres solteras, ya sea mediante bajadas de impuestos, puntos o cuotas al contratarlas en puesto de trabajo ademas de las ayudas sociales.

Resultado: destrucción de la familia tradicional y promoción de todo modelo alternativo y de sexualidad no-heteronormativa.

Igualitarismo de género: Feminismo

Que puedo decir del feminismo que los lectores no conozcan, cualquier hombre occidental (y muchas mujeres) ve que el hombre está legalmente discriminado por motivos de sexo, así como que las mujeres consiguen , por el mero hecho de ser mujeres,  ya sea por cuotas o por calificación extra, puestos de trabajo  en todos los niveles.

Personalmente creo que el feminismo empezó como una reclamación legitima de igualdad por parte de las mujeres, pues eran discriminadas mediante leyes en ámbitos labores e incluso con la prohibición del voto en las elecciones. Esos discriminación hace tiempo que fueron abolidas, pero ahora, y a modo de revanchismo diría yo, la agenda feminista ha ganado tanto terreno que no hay pueblo o ciudad donde no haya un ministerio de la mujer que se ocupe unicamente de temas concernientes para las mujers, bonificación por contratar mujeres, imposición de que un numero concreto de los puestos directivos tenga que haber mujeres, … e incluso leyes donde si el agresor es hombre la pena es mayor. ¿Dónde ha quedado la constitución donde se prohibía la discriminación por motivos de raza, religión o sexo? ¡Que seamos precisamente nosotros los que les tengamos que recordar a los “igualitaristas” la igualdad de la ley!

feminismHeMan

A la izquierda: esta es una Barbie. Durante años ha sido el centro de la controversia debido a que según las feministas representa un modelo irreal, poco saludable y promueve unos estándares de belleza inalcanzables para las mujeres, llevando a estas a una crisis de autoestima. A la derecha: Un He-man

La ciencia ha demostrado que existen diferencias entre los hombres y las mujeres, pero cuando las estadísticas sugieren, que los hombre podrían tener una tendencia natural hacia carreras técnicas y las mujeres hacia carreras relacionadas con el cuidado, como enfermera, medico, … entonces el feminismo monta en cólera, acusa de “machismo”, (recordad que los igualitaristas son “estadistófobos”) llegando incluso a la expulsión de directores de universidad por sugerir que la infra-representación de mujeres en matemáticas podría tener motivos “innatos”,  o la necesidad de que un científico se tenga que disculpar por llevar atuendos “sexistas”. Sus palabras “mágicas” para aquel hombre que ose contrariarlas es tacharlo de “machista”, “sexista” e incluso llegar al punto de acusarle de hacer apología del maltrato.

Resultado del igualitarismo de género: feminismo radical, odio hacia el hombre, privilegios de la mujer y discriminación del hombre. Unido siempre a un drástico descenso de la natalidad y del matrimonio.

¿Qué más nos viene?

Esta empezando pero pronto vendrá el igualitarismo animal, esto es, la creencia de que los animales tienen los mismos derechos que las personas, promocionado por los ecologistas, veganos y animalistas, nos llevará a ser acusados de asesinato a todos aquellos que no seamos veganos y nos alimentemos de carne, de desearnos la muerte o algún mal si asistimos a las corridas de toros, etc.

También se acerca el igualitarismo intelectual, la creencia de que es ofensivo que haya gente mas inteligente y/o trabajadora que otra, por lo que dentro de poco darán ayudas y puntuaciones extra a las personas que suspendan o a las que no han estudiado carreras universitarias, pues estamos haciéndoles sentir inferiores y les “dañamos emocionalmente”.

Sinopsis

  • Igualitarismo racial: racismo anti-blanco, white guilt, cuotas raciales, ocultación del origen étnico de los delincuentes, ¿Si alguien discrepa? Acusar de “racista”, supremacista blanco, etc.
  • Igualitarismo cultural: multiculturalismo, inmigración masiva. Acusar de “xenófobo”, “eurocentrista”, “colonialista” al que discrepe
  • Igualitarismo religioso: Islamización de Occidente. Leyes para no “ofender” a los musulmanes. Acusar de “islamófobo”, o fundamentalista cristiano a quien discrepe
  • Igualitarismo de orientación sexual y familiar: Destrucción de la familia tradicional, promoción de toda orientación sexual y familias no-tradicional. Acusar de “homófobo”, “transfóbo”, etc. a quien discrepe
  • Igualitarismo de género: Feminismo radical, discriminación del hombre. Acusar de “machismo” y “sexismo” a quien discrepe.

Características comunes de los igualitaristas: Estadistófobos, incapacidad para aceptar cualquier prueba que refute sus ideas o dogmas. Tendencia a ser acientíficos e incluso ocasionalmente anticientíficos. Típico de la izquierda igualitarista.

Estos igualitaristas en el caso de que no sean personas religiosas, suelen creen en temas sobrenaturales y místicos hablando sobre la “madre Tierra”, “sentimientos positivos”, “ambiente toxico”, etc. En el siglo XXI hemos pasado de una derecha que defendía los dogmas religiosos y la leyes contra la ofensa, a que ahora sea precisamente la izquierda la que defienda sus dogmas y la implantación de una sociedad totalitaria de lo políticamente correcto. Disfruten lo votado. (¿Pero es que alguien nos preguntó si lo queríamos?)

politicallyIncorrect

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cultura política, Ensayo político. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Igualitarismo: la religión del siglo XXI

  1. Pingback: Resumen del último año desde una perspectiva europea | Experimento Asch Occidental

  2. Pingback: Premio nobel de medicina forzado a vender su medalla por “racista” | Experimento Asch Occidental

  3. Pingback: Izquierda heteropatriarcal vs. Izquierda homomatriarcal | Experimento Asch Occidental

  4. Pingback: Varios casos actuales de feminismo radical - Estado Nacional Español

  5. Pingback: Varios casos actuales de feminismo radical | Experimento Asch Occidental

  6. Pingback: El racismo anti-blanco de Hitler | Experimento Asch Occidental

  7. Pingback: ¿Por qué tanto intereses en llamar Estado Islámico al ISIS? | Experimento Asch Occidental

  8. Pingback: Transustanciación política: la subversión de las ideologías | Experimento Asch Occidental

  9. Pingback: ¿Marxismo cultural… o liberalismo cultural? | Experimento Asch Occidental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s