El origen de la palabra “racista”

La palabra “racista” es quizás, una de las palabras mas sobreutilizadas del mundo político, con una connotación despectiva para desacreditar al oponente político. No significa que nunca debería usarse esa palabra, hay muchos casos donde personas o grupos merecen ese calificativo por su injusto desprecio a otros pueblos o razas. Pero hoy en día su uso se ha convertido en una especie de palabra “mágica” la cual, simplemente al invocarla, desacredita al oponente y hace que este tenga que justificar sus palabras para que estas no sean malinterpretadas, seguido normalmente por algún que otra disculpa o perdón por algo que sus ancestros, pueblo, o persona remotamente relacionada con este hay hecho. Ni falta decir que es uno de los calificativos preferidos por la izquierda, los multiculturalistas e igualitaristas para criticar a todo aquel que se oponga a su política de inmigración masiva.

Pero, ¿de donde proviene la palabra racista y cual ha sido históricamente su uso?

Leon Trotsky: el comunista que acuñó el término

RacistNeologism1927Troksky

No sé si los autores conocerán a Leon Trotsky, Trotsky era un revolucionario y teórico marxista, político soviético y fundador del temido y poderoso Ejercito Rojo. En la revolución de octubre de 1917 se unió a los bolcheviques en Rusia y al de un tiempo se convirtió en unos de los lideres del partido comunista. Es junto con Lenin y Stalin la figura mas reconocible del marxismo ruso.

TrotkskyBolcheviqueRusoAl asumir la Comisaría de Defensa, los bolcheviques apenas contaban con fuerzas armadas. Dos años y medio mas tarde, el Ejercito Rojo contaba con cinco millones de soldados. Durante la guerra civil rusa, donde por un lado se encontraban los bolcheviques marxistas revolucionarios y por otro el ejército blanco contrarrevolucionario se impuso claramente a sus adversarios logrando vencer a catorce ejércitos extranjeros ademas de al propio ejercito blanco, lo cual le convirtió en uno de los lideres mas poderosos de la naciente Unión Soviética.

Realmente no era un tipo tan malo, prueba de ello es que se enfrentó política e ideológicamente a Stalin, debido a sus purgas, su personalismo, así como al creciente aparato burocrático que se estaba creando alrededor de la Unión Soviética. Lidero una oposición de izquierda, por lo cual fue exiliado y finalmente asesinado. Tras su expulsión, creó un movimiento internacional de izquierda revolucionaria llamado la Cuarta Internacional que es conocido como trotskismo, un marxismo ortodoxo opuesto al estalinismo. Tras ser declarado como traidor a la revolución, fue exiliado a Turquía, luego en 1933 se instaló en Francia,  más adelante otros países europeos, para acabar finalmente en México donde, tras varios intentos de acabar con su vida, fue finalmente asesinado por orden directa de Stalin.

Irónicamente Trotski, comunista, no fue asesinado por los “fascistas”, “racistas”, o elementos “reaccionarios”, sino por sus antiguos camaradas comunistas. Una historia que se ha repetido a lo largo de la historia varias veces.

Procedencia del neologismo “racista”

Si buscamos en el Online Etymology Dictionary la palabra “racist” vemos que:

racist
1932 as a noun, 1938 as an adjective, from race (n.2); racism is first attested 1936 (from French racisme, 1935), originally in the context of Nazi theories. But they replaced earlier words, racialism (1871) and racialist (1917), both often used early 20c. in a British or South African context. In the U.S., race hatred, race prejudice had been used, and, especially in 19c. political contexts, negrophobia.

La palabra está recogida desde 1932 como nombre racismo y desde 1938 como adjetivo, esto es, como racista. Lo cual coincide con la época del periodo de entreguerras y del marxismo. Por lo tanto, lejos de ser una palabra antigua, ¡estamos ante un neologismo relativamente reciente!

El siguiente extracto es de La historia de la revolución rusa (The History of the Russian Revolution), obra de 1930 de Leon Trotsky. Concretamente el capitulo 1  The Peculiarities of Russia’s Development.

Славянофильство, мессианизм отсталости, строило свою философию на том, что русский народ и его церковь насквозь демократичны, а официальная Россия — это немецкая бюрократия, насажденная Петром. Маркс заметил по этому поводу: “Ведь точно так же и тевтонские ослы сваливают деспотизм Фридриха II и т. д. на французов, как будто отсталые рабы не нуждаются всегда в цивилизованных рабах, чтобы пройти нужную выучку”. Это краткое замечание исчерпывает до дна не только старую философию славянофилов, но и новейшие откровения “расистов“.

Su traducción sería:

Slavophilism, the messianism of backwardness, has based its philosophy upon the assumption that the Russian people and their church are democratic through and through, whereas official Russia is a German bureaucracy imposed upon them by Peter the Great. Mark remarked upon this theme: “In the same way the Teutonic jackasses blamed the despotism of Frederick the Second upon the French, as though backward slaves were not always in need of civilised slaves to train them.” This brief comment completely finishes off not only the old philosophy of the Slavophiles, but also the latest revelations of the “Racists.”

La ultima palabra se encuentra entrecomillada, en su transliteración latina corresponde a “racistov”, esto es, “racistas“. El uso de comillas se explica por el hecho de que era un neologismo nuevo que no había sido usado anteriormente.

Motivos

Como todos sabemos, el comunismo es internacionalista y busca la unión de todos los trabajadores o proletariado por encima de las naciones. Como tal, rechaza cualquier diferencia entre pueblos, ya sea cultural o de cualquier tipo. Por ello, para implantar el comunismo tenían que pasar por encima de los sentimientos nacionalistas de los pueblos. ¿A quiénes criticaba entonces Trotsky?

Los “eslavófilos” a los que se refería Trotsky eran los pueblos eslavos tradicionales de Europa del este como los balcanes, polacos, ucranianos, …  que valoraban su cultura nativa y tradiciones y querían protegerlas. Para el comunismo internacionalista eran visto como un obstáculo en la creación de la Unión Soviética. Para él, los eslavófilos habían cometido el “crimen” de amar a su propio pueblo y el deseo de querer proteger su cultura era visto como atrasado y reaccionario, por lo que se les acuso de “racistas”.

Sinopsis: una palabra para desprestigiar más que para argumentar

Existía una palabra anterior conocida como “racialismo” y “racialista”, pero el término “racista” era relativamente nuevo. Al parecer, el término había sido usado de forma esporádica en el pasado, pero fue con Trotsky cuando este neologismo se popularizó y de ahí pasó al inglés y al resto del mundo.

Si usamos la el ngram viewer de google, que tiene digitalizados los libros impresos desde prácticamente la invención de la imprenta, es posible ver la frecuencia de uso de una palabra.

racistRacialistLa palabra racialista designa la creencia de que existen diferencias biológicas e innatas en los seres humanos, sin una connotación negativa ni sin implicar un desprecio al resto de razas. El racialismo es también llamado racismo científico, aunque muchos diccionarios lo describen como sinónimo de racismo, otros lo describen simplemente como una preferencia positiva hacia una raza, sin discriminación o prejuicio hacia el resto de las razas o pueblos.

Con la abrumadora cantidad de hechos, podemos afirmar que nos encontramos con un neologismo usado más para desprestigiar que como acusación real y seria de odio racial o desprecio a otros pueblos. Nunca está de mal saberlo.

Su uso actual ya lo conocemos todos, sólo es racista si la raza en cuestión que se desprecia no es europeo o blanca, si la raza que se alaba y se presenta como portentosa no es la europea, entonces no hay ningún problema. El siguiente gráfico explica la mentalidad de los multiculturalistas e igualitaristas presentes en Occidentes.

isRacist

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿Sabías que ...?, cultura política. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El origen de la palabra “racista”

  1. Lobo_blanco dijo:

    Buen post, sencillo pero eficaz. Enhorabuena por el blog.

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Técnicas para el nacionalista europeo | Experimento Asch Occidental

  3. Pingback: De cómo USA creó el fundamentalismo islámico | Experimento Asch Occidental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s