¿Islamofascismo… o islamocomunismo?

El nuevo término que nos quiere imponer la mass media

Islamofascismo

islamofascismpBandera

El islamofascismo es un neologismo creado alrededor de 1990, que asocia el islamismo radical con el fascismo, debido a que ambos son descritos como ideologías totalitarias. El término es frecuentemente usado por los medios occidentales así como por políticos, especialmente sectores asociados a la izquierda. Como explicaré en el artículo, no se trata más que de un término claramente propagandístico con poca o ninguna relación con la realidad.

islamofascismoSaludo

El neologismo proviene del inglés islamofascism, usado en mundo anglosajón. Como todos sabemos, el término “fascista”, al igual que el de “extrema derecha”, “xenófobo”, “islamofobia”, etc. no son más que una suerte de “palabras mágicas” usadas por lo medios para acallar cualquier opinión divergente de la ofrecida por los medios de comunicación progresistas. El fascismo ha sido encuadrado como la idea del mal absoluto, siendo usado profusamente como la acusación más grave que uno puede recibir. Que los progres y la izquierda uniese el fundamentalismo islamista con el fascismo era cuestión de tiempo. Esto tiene su raíz en del concepto político del enemigo único: agrupar a todos tus enemigos en uno solo, difuminando las diferencias, de forma que el pueblo los englobe en un único objetivo, simplificando la realidad.

La lógica subyacente es que luchar contra el islamofascismo es luchar contra el fascismo, para luchar contra el fascismo hay que votar a la izquierda (otra vez).

¡Si es precisamente la izquierda la que nos ha metido en este lio!

De lo ridículo del neologismo “islamofascismo”

Seamos sinceros, con el fascismo no tendríamos el problema del fundamentalismo islámico

Lamentablemente el concepto es erróneo, propagandístico e incluso contraproducente: en Europa y Occidente, los únicos que están luchando contra la islamización y la inmigración masiva son los “fascistas”. No me refiero a los fascistas en el significado original sino de la manera usada en la actualidad: todo aquel que discrepe de la inmigración masiva no-europea, aquel que quiera mantener su cultura, tradiciones, religión y valores, es tachado de fascista.

Con el fascismo tendríamos otros problemas, muchos más graves que el fundamentalismo islamista, pero con toda seguridad no tendríamos el problema de la inmigración masiva, del terrorismo yihadista o del miedo a “ofender” a las minorías.

Como un argumento contra el neologismo islamofascista decir que en el fascismo el líder era un militar, no un clérigo, siendo el militarismo una característica definitoria, es más, el mismo concepto de líder es incorrecto para el islamismo y las teocracias islámicas, que se basan en su libro sagrado, el Corán, y no en ningún orador concreto.

HItlerIslamofascism

¿Islamofascismo?

Los adeptos al nuevo término aducen que el autoritarismo de las teocracias islámicas es comparable a los totalitarismos de los regímenes fascistas, así como por relaciones concretas de la Alemania nazi con lideres islámicos durante la II guerra mundial. Veamos qué hay de cierto en ello.

Islam y fascismo: antecedentes históricos

Debido a que esta relación sí que ocurrió, parémonos un momento a mostrar ciertos datos sobre la relación del nazismo y el islam. El nexo de esa unión, no era la raza, como todo el mundo podrá deducir, sino una alianza practica debido a la oposición del mundo árabe al imperialismo británico y francés los que cuales eran enemigos de Alemania (en esa época la mayoría de Oriente Medio eran colonias británicas o francesas), contra el colonialismo (Alemania ya no tenia colonias en África por lo que no tenia nada que perder), contra el comunismo y contra el sionismo (el mandato britanico de Palestina, el proto-estado precursor del Estado de Israel, había sido creado en 1920 con la firme oposición del mundo islámico).

Amin al Husseini und Adolf Hitler

al-Husseini, líder palestino musulmán, y Adolf Hitler en 1941

El antisemitismo de mundo árabe no era racial, sino de base religiosa debido al islam, cercano al antisemitismo cristiano existente entonces. El antisemitismo fue uno de los nexos que permitieron llegar a acuerdos entre ambos regímenes.

Sin embargo, la calificación del mundo árabe como antisemita resultaría injusta y engañosa, el mundo árabe era diverso: el fundamentalismo islámico era minoritario y testimonial, y muchos árabes o musulmanes eran desde liberales que se inspiraban en la ilustración, hasta socialistas cercanos a la Unión Soviética. Si bien Hitler y los nazis no criticaban al islam como sí lo hacían contra la religión judía, llegando incluso a alabar ciertos aspectos del mismo, los nazis pensaban, como sobre prácticamente cualquier otro pueblo, que los árabes eran racialmente inferiores.

Otro de los motivos aducidos, es que durante la II guerra mundial, la Alemania nazi reclutó a soldados de diferentes países para sus SS, siendo una de ellas la SS Handschar, formada por croatas y bosnios, siendo los bosnios musulmanes. El motivo no era un incipiente islamofascismo, sino luchar contra las guerrillas partisanas socialistas de Yugoslavia.

Finalmente y no por ello menos importante, el hecho de que el nazismo no se parezca al fundamentalismo islámico, no significa en modo alguno que el nazismo sea bueno, que se quiera relativizar sus asesinatos, o que no cometiese horrendos crímenes.

muslim-nazis

Islamocomunismo

Pero sigamos con el análisis, ¿quiénes son precisamente los que en Europa apoyan que no se “ofenda” las costumbres de los musulmanes? ¿quiénes son los que apoyan sin reservas que se acojan y permita la entrada a los refugiados o inmigrantes musulmanes, independientemente de si sus valores son compatibles con Europa? ¿los que permiten que se lleven burkas en edificios públicos? ¿los que adaptan el comedor escolar para se ofrezca carne halal, según el rito de sacrificio islámico? La izquierda.

Es la izquierda europea la que apoya la islamización y defiende fanáticamente la inmigración masiva. ¡Precisamente es la “extrema derecha” la única que se enfrenta al islam y a la inmigración! La izquierda, lejos de asumir su culpa del estado actual de Europa con el terrorismo islamista, sigue adelante con ello mediante la connivencia de los controlados medios de comunicación.

Por lo anteriormente dicho, el término “islamocomunismo” me parece más adecuado: ¿acaso en los estados comunistas no se controlaba a la población, lo que decían, lo que pensaban, a al igual que en las teocracias islámicas? ¿Acaso no tiene el islam como amigo en Occidente a la izquierda progre?

Las técnicas usadas por esta izquierda contra los “fascistas” son siempre las mismas:

  • Principio del enemigo único, agrupar a la “extrema derecha” y al islamismo en el mismo grupo, creando términos como islamofascismo
  • Demonizar a todo aquel que se oponga a la islamización e inmigración
  • Criticar la libertad de expresión para evitar “ofender”
  • Acachar tus errores personales a tu oponente político (no asumir que la culpa es del buenismo de la izquierda, y por tanto suya)
  • Imponer el pensamiento único mediante el uso del lenguaje políticamente correcto

Estas técnicas de la izquierda o de los islamocomunistas sí que recuerdan al fascismo ;)

Conclusión

El término islamofascista ha sido criticado por analistas políticos, académicos y historiadores, (David Gergen, republicano useño dijo que el término fascismo islámico carece de sentido en el mundo árabe), incluso desde la izquierda, desde católicos hasta judíos (Normal Finkelstein lo compara con el viejo uso de “cerdo fascista”), por ser un epíteto claramente propagandístico. Incluso los académicos de izquierda han criticado el término por inconsistente. Ya en 1946 George Orwell premonitoriamente comentó que la palabra fascista no tiene ya significado más allá de la “quintaesencia del mal”.

Los medios en poder los progresistas y de izquierdas tratan siempre de culpar de todo a la “extrema derecha” y a los “fascistas”. En vez de asumir que ellos son los culpables de la situación de los guetos de las grandes ciudades europeas, de que su buenismo tolerante ha permitido la inmigración masiva, siguen fomentado la fascismohisteria. Los que se oponen al islam no son “fascistas”, sólo nacionalistas europeos.

Más en:
https://es.wikipedia.org/wiki/Islamofascismo
https://en.wikipedia.org/wiki/Relations_between_Nazi_Germany_and_the_Arab_world

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cultura política, Ensayo político, Islam. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Islamofascismo… o islamocomunismo?

  1. Pingback: Más técnicas para un nacionalista europeo (y II) | Experimento Asch Occidental

  2. Comunismo, fascismo, islam, son en esencia lo mismo, son variantes del totalitarismo colectivista

    Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: Resumen del último año desde una perspectiva europea | Experimento Asch Occidental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s