Feminismo en el cine: Código Enigma, Pretty Woman, Esta casa es una ruina

Continuamos con la sección de cine para analizar en este caso la propaganda feminista de unas cuentas películas: la hipergamia en Pretty Woman, las mujeres en ciencia en El Código Enigma, o la doble moral en la infidelidad de Esta Casa es una Ruina. Veamos ahora el análisis de estas tres películas.

feminismo-en-el-cine-mini

El Código enigma

imitation-game-Turing-computer.jpg

El codigo enigma (2014) es la película basada en hechos reales que nos cuenta la vida del matemático y criptoanalista Alan Turing. Turing es el encargado, junto a un reducido grupo, de descifrar la maquina Enigma, un computador encargado de cifrar los mensajes de la Alemania Nazi durante la II Guerra Mundial. A pesar de lograr descifrar la maquina, Turing fue juzgado por homosexualidad y condenado a la castración química, suicidándose al de unos años.

Entre el equipo de criptoanalistas encargados de resolver la maquina Enigma encontramos a Joan Clarke (interpretada por Keira Knightley). Es verídico que hubo una mujer matemática en el equipo, no hay ninguna manipulación en ello, si bien las mujeres eran minoría, no era extraño encontrarse a mujeres en campos digamos “de hombres”. Pero en la forma de llevarlo al cine vemos el mensaje feminista que nos quieren inculcar:

 

 

La escena (inventada) en cuestión. Aquí la versión completa donde vemos cómo el portero le pregunta “si se ha equivoca de habitación”.

En la película una serie de participantes tienen una prueba donde deben resolver un complicado crucigrama. Joan llega tarde y el hombre le pregunta si se ha equivocado de cuarto, y que la secretaria está en el piso superior. Tras verse la equivocación del portero machista, Joan entra en la sala y resuelve el problema correctamente la primera de todas sin despeinarse, entregándolo rápidamente para sorpresa del examinador y del resto de hombres heteropatriarcales sexistas opresores, venciendo de ese modo la cultura falocéntrica imperante.

Eso es la película, pero ¿qué ocurrió en la realidad? En realidad Joan Clarke fue reclutada por su supervisor académico para el Government Code and Cypher School (GC&CS) y no como resultado de superar un examen de resolver crucigramas, tal y como nos muestra la película.

Finalmente, ajeno a la propaganda feminista, otra de las manipulaciones de la película consiste en presentar a Turing como un genio intelectual pero con dificultades para relacionarse, siguiendo el estereotipo de científico autista. En realidad Turing era muy sociable, tenía sentido del humor y no tuvo problemas para relacionarse con su equipo de trabajo. Igualmente, con su suicidio se perpetua la idea del científico brillante pero a la vez friki e infeliz en su vida personal.

Pretty Woman

Pretty_woman_movie

Pretty Woman es una comedia romántica protagonizada por Julia Roberts y Richard Gere de los 90 que se convirtió en un enorme éxito de taquilla. En la película un hombre de negocios rico (Richard Gere) se trae una prostituta (Julia Roberts) a su hotel, y tras tener sexo, decide pagarla para que se quede con él en su casa presentándola como su novia, enamorándose finalmente de ella.

La película es todo un fenómeno de audiencia en España (¡hasta el artículo de wikipedia lo comenta!), habiéndose emitido más de 100 veces debido al éxito que tiene entre las mujeres. La película dista de ser feminista: la mujer es salvada mágicamente por un hombre que cae del cielo (o sobre ella) que le soluciona los problemas, muy contrario del mensaje feminista que dice a las mujeres que se valgan solas para conseguir sus objetivos. Y a pesar de ello (o mejor dicho, precisamente por ello) la película es todo un éxito.

La película retrata claramente la hipergamia de la mujer, donde las mujeres buscan instintivamente un hombre de un mayor nivel socioeconómico o de una posición superior a ellas, para asegurarse un sustento y protección. Según la psicología evolutiva las mujeres son más proclives a la hipergamia para asegurar la supervivencia de sus hijos.

La película aúna el tema del uso del sexo (ya hablé de la sexualización de la mujer) y la hipergamia de la mujer, con el eterno cuento de que la mujer es salvada por el hombre., pero no un hombre e su nivel, sino de una posición superior.

No basta con una historia más realista como que la prostituta lo salve, digamos, un hombre alcohólico pobre pero buena persona, no, la salva un hombre rico, apuesto, inteligente y de buenas maneras. ¡Hasta para una prostituta de poca monta quieren las mujeres la perfección! Vendiendo esos mensajes, luego normal que haya tantas mujeres occidentales que no encuentran un hombre “lo suficientemente bueno para ellas“.

Esta casa es una ruina

¡Hogar, asqueroso hogar!

Esta casa es una ruina (1986) es un comedia protagonizada por Tom Hanks, quizás muchos no la conozcan pero fue un gran éxito en su época. La película trata de una joven pareja, Walter (Tom Hanks) y Anna (Shelley Long) que compra una gran mansión a bajo precio creyendo que han encontrado una ganga. La casa resulta estar destrozada por dentro y tienen que arreglarla, dándose una sucesión de gags graciosos durante las obras.

esta-casa-es-una-ruina-en-la-casa.jpg

Uno de los problemas que ocurre en la película es que Anna ha tenido (supuestamente) una infidelidad con su ex-marido. Al enterarse de ello Walter la llama puta y comienzan a discutir. Lejos de comprenderse su reacción, resulta que Anna se enfada con él y deciden separarse. Al final de la película es Walter (!) el que se disculpa y dice que le da igual que le fuera infiel y la sigue queriendo. Anna “lo perdona” y le confiesa que no le fue infiel, pero no se la había dicho, quedándose finalmente ambos en la casa. ¡Imaginaros si llega a ocurrir al revés! Si hubiera sido el hombre el infiel claramente la culpa sería de él (lógico), pero al ser la pobre mujer, nos encontramos con que la culpa es de los dos o que si realmente la quiere, debería perdonarla. La película es de los ochenta, por lo que estamos ante uno de los primeras películas de propaganda feminista o cuckhold del cine.

En vez de Esta casa es una ruina podríamos llamarla A la ruina la familia tradicional.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cine y televisión, cultura política, masculinismo y feminismo, psicología. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s